Pide Coparmex al gobierno lograr un crecimiento uniforme

Compartir en Facebook Compartir en Google Compartir en Whatsapp

Ciudad de México. La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) pidió a la nueva administración crear políticas de desarrollo regional para lograr un crecimiento económico uniforme, pues consideró que hasta el momento el proyecto del Tren Maya y el Programa de Estímulos Fiscales para la Zona Norte son sólo esfuerzos aislados.

Gustavo de Hoyos Walther, líder del sindicato patronal, explicó en su mensaje semanal que el país “está conformado por regiones con características físicas, económicas y sociales muy diversas”, lo cual debe ser considerado para construir las estrategias de crecimiento económico nacional.

En ese sentido, consideró que la visión debe ir más allá de la delimitación estatal para “fomentar una visión económica integral, que tome en cuenta las particularidades de cada región”, que atiendan situaciones específicas.

Criticó que el centralismo predominante ha impedido “el desarrollo de una estrategia integral y transversal de las regiones, privilegiando proyectos individuales o estatales aislados con un impacto mínimo en términos macroeconómicos”.

Ejemplificó que en la administración pasada se buscó impulsar las Zonas Económicas Especiales para impulsar a las 10 entidades del país más rezagadas, pero por la falta de convicción en el propio gobierno federal no terminó el proyecto.

Mientras que el Programa de Estímulos Fiscales para la Frontera Norte y proyectos emblemáticos de infraestructura en el sur y sureste, como el Tren Maya y la construcción de una refinería en Tabasco, si bien buscan “incidir en las regiones, estos son esfuerzos aislados que no pueden ser considerados verdaderos programas de desarrollo regional”.

De Hoyos agregó que “estos proyectos no contribuyen a un crecimiento integral y sostenible de la productividad de las regiones”.

Ante ello, pidió al Congreso de la Unión y al gobierno que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador que se diseñe una estrategia de fomento productivo tomando en cuenta las características regionales.

“Las políticas de desarrollo regional no deben partir de ocurrencias o ideas carentes de una sustentación técnica, sino de diagnósticos claros y discusión incluyente que permitan la planeación a largo plazo y generen resultados sostenibles en el tiempo”, dijo.

Destacó que el desarrollo de las diferentes zonas en el país ha sido disímil desde 1985, pues el peso de los estados del norte, expresado en porcentaje del PIB nacional, se incrementó de 23 a 28 por ciento, mientras que el de los estados del sur disminuyó de 20 a 16 por ciento, según el informe de política nacional de desarrollo regional Sedatu 2014.

“La visión integral debe fomentar programas de política pública enfocados en regiones con condiciones económicas similares y no necesariamente en estados aislados, como se ha venido haciendo en el ámbito gubernamental”, comentó.

De Hoyos también indicó que se requieren cambios en materia legal para lograr el desarrollo regional, pues de acuerdo con la Ley de Planeación no se permite un desarrollo regional a largo plazo.

Concluyó que priorizar el potencial vocacional de una región sobre su vocación tradicional es un camino inmejorable para reducir las desigualdades regionales.

Últimas noticias